MISIÓN

Ser un proyecto innovador y propulsor de valores y en el reconocimiento individual y colectivo de las inteligencias múltiples y emocionales para la promoción de la autogestión y la resolución de conflictos en las comunidades servidas.

 

VISIÓN

Facilitar en las comunidades diversas alternativas para el desarrollo de su potencial emocional, académico y social a través del arte y la recreación. Fomentando el compromiso con el aprendizaje, el medio ambiente y la vida en comunidad.

El colectivo de trabajo de la comunidad Villas del Sol comenzó su labor titánico en la comunidad para el año 2007. Para dicha fecha se constituyó un grupo de voluntarios que junto a los residentes de la comunidad han dado el todo por el todo por la niñez de Villas del Sol. Éste grupo de trabajo rápido comenzó la faena y llevó a cabo festivales de la niñez, talleres de huerto comunitario, talleres artísticos (máscaras, manualidades, murales, etc.), tutorías, talleres educativos y actividades recreativas (deportes, torneos, juegos colaborativos, etc.) sin cobro alguno a la comunidad.

Los adultos han tomado talleres sobre liderazgo e incluso han tomado clases de inglés por un periodo corto debido a falta de presupuesto. Se han hecho campamentos de verano en la comunidad La Perla en el Viejo San Juan y Villas del Sol en el Barrio Ingenio de Toa Baja. Uniendo ambas comunidades en una gira al sur de Puerto Rico como medio socializador en el que se crearon lazos significativos entre ambas comunidades. También esto abonó a la construcción de un Centro Comunitario, que lamentablemente aún no acaba su construcción por falta de recursos económicos. El mismo se utiliza, pues cobija a los jóvenes del sol y la lluvia, pero al no estar cerrado en su totalidad imposibilita el utilizar el mismo como almacenaje para todos los materiales utilizados por los niños.

La clave para éxito se debe a que se ha sido capaz de ver a través de un niño el amor y la ternura, independientemente de la coraza que lleve puesta como mecanismo de defensa. Al principio del campamento veíamos niños que amenazaban de agresión o decían palabras soeces, pero les fuimos dando las herramientas para que resolvieran los conflictos de otra manera y rompieran poco a poco con aquellas cosas que los movía ser agresivos. Para ello se tuvieron que hacer diversas dinámicas para comprender la raíz de sus problemas y darle alternativas propias para la resolución de conflictos.

Al día de hoy la comunidad ha comenzado la creación de un huerto comunitario dónde hasta ahora han sembrado calabazas, maíz, plátanos, guineos, pimientos, parcha, etc. Donde se han integrado los niños de la comunidad en la creación, preparación y siembre de la cosecha. De esta manera poco dependerán de una economía que importa el 85% de los productos alimenticios.

Según lo antes expresado, estos son los proyectos que ya están en marcha y han dado resultado en nuestra comunidad Villas del Sol del Barrio Ingenio en Toa Baja. Cabe recalcar que esto no limitara y no serán los únicos proyectos de la organización Sol es VIDA.

Contáctanos y conoce más sobre nuestra organización.